miércoles, 17 de noviembre de 2010

Despertares

Como cualquier mortal, también Luismi necesita pasar por chapa y pintura para sentirse persona. Eso y un poquito de Lola en su versión levanta-ánimos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Nos consta que tu novio ha pasado por una semanita similar recientemente. ¿Qué ha de cierto (nuevamente) en que te inspiras en él cada vez más?

por Juanjo Cuerda dijo...

¿Te refieres a que mi novio se levanta después de un sueño reparador todos los días?
Es inspirador que lo siga haciendo porque si no estaría penando su defunción por todas las esquinas.

El Aludido dijo...

Basta ya con airear mi vida privada en la blogosfera. Esa semana forma parte del pasado gracias al ciprofloxacino, aunque me temo que mis malos despertares no van a cambiar. En cualquier caso, me reconforta que sean inspiradores (si es que lo son, que lo dudo).

Ea, sacabó!

P.D. La tira, la auténtica protagonista de este entuerto, es genial.

Anónimo dijo...

uff

Joaquín dijo...

jeje muy buenaa!! :=))) ainss,. cómo me gustan! jeje