miércoles, 14 de septiembre de 2011

Justicia cinéfila

No hay que confundir el rencor con la buena memoria, tan necesaria para no dejarse engañar en esas interminables discusiones del tipo "lo que tú dijiste" ó "lo que hiciste fue". Con serenidad recorreremos los pasillos de nuestra memoria para armar de nuevo lo ocurrido pieza a pieza y, una vez completado el puzzle poder entonar un sonoro... "¡JA! ¿Creías que no me acordaría? Soy el meticuloso escriba de mi pasado y nadie puede controlarme con infundios".

2 comentarios:

Javi dijo...

Mi Lola particular también elige siempre ella y ya he visto 'La piel que habito' dos veces.

Una porque fui con mi pandilla de normal y la segunda, porque me raptó ella y no transigió en ver 'Noche de miedo 3D'.

Decía que vivía sola y que luego le daría miedo. ¡Cuánto daño ha hecho 'Crepúsculo' al cine de vampiros!

Total que la siguiente vez se empeñó en ver 'La víctima perfecta' y... ¡Aún me estoy riendo del miedo que tiene ahora! :)))

Por JUANJO CUERDA dijo...

Ya me han descrito la de Almodovar como "La peli que evito", "La piel que me irrito" y "La peli que vomito", y en general no soy muy fan de sus pelis, así que dudo que la vea en el cine.

Y "Crepúsculo" habrá hecho mucho daño a las pelis de vampiros, pero ¡Ha hecho tanto por la comedia involuntaria!